Guía de Viaje: Qué Ver En Viena

Guía de Viaje: Qué Ver En Viena

Cómo Ir Del Aeropuerto Schwechat Al Centro:

El Aeropuerto Internacional de Viena está ubicado a 18 km al sureste de la ciudad, y es el de mayor tráfico de Austria. Se conoce comúnmente como Aeropuerto de Schwechat. Tiene tres terminales situadas todas en el mismo edificio. Hay varias formas de llegar al centro:

Nosotros nos hospedamos en el increíble Hotel Topazz & Lamee situado a pocos metros de la Catedral de San Esteban. Podéis ver más información pinchando aquí.

Qué Visitar En Viena:

Antes de nada, comentaros que, Viena tiene un montón de museos y palacios interesantes que ver y la entrada de cada uno ronda los 13-15 Euros por persona. Es decir que, sino te apetece gastar una buena suma de dinero conociendo la ciudad y la historia de los Habsburgo  y de la famosa Sisi ( Su apodo inicial fue con una S) os recomiendo comprar la VIENA PASS. Mi recomendación es que echéis un vistazo a los días que vais a poder estar de visita y que tengáis en cuenta de que en invierno cierran casi todos los museos y palacios a las 17.00/17.30.

Probar La Tarta Sacher En El Hotel Sacher:

Probar la deliciosa tarta Sacher y, de paso, un rico Strudel de manzana con un café Vienés bien calentito. Para acceder a casi todas las cafeterías importantes de Viena hay que esperar cola fuera del hotel. Nosotros, tuvimos suerte y, tan solo tuvimos que esperar 15 minutos para que nos atendieran y la cola fue bastante rápida.

La Tarta Sacher (o Sachertorte en alemán) es una tarta típica de Austria, y cuyos ingredientes protagonistas son: el chocolate y la mermelada de albaricoque. Fue inventada en 1832 por Franz Sacher, y la tradición familiar hizo que tanto en su confitería como en el Hotel Sacher que fundó su hijo se sirviera esta exquisita tarta. Esto dio lugar a disputas a mediados del siglo XX, y es en el hotel donde se sigue sirviendo la «Original Sacher-Torte», mientras que en la confitería Demel toma el nombre de «Eduard Sacher-Torte», en honor al hijo de Franz.

Justo en la cafetería tienen una tienda preciosa en donde puedes llevar la famosa tarta a casa muy bien empaquetada, eso sí a un precio bastante elevado. Lo bueno es que llega a casa en perfectas condiciones porque no necesita refrigeración, así que es una muy buena idea para llevar de regalo a tus seres queridos.

Comer En Un Puesto De Salchichas:

¿Dulce o picante?“ es lo que suele preguntar el vendedor en el puesto vienés de salchichas. La pregunta se refiere a la mostaza, a la dulce «Kremser“ o a la picante «Estragon“. La salchicha “Käsekrainer” es una invención austriaca, convertida en un plato clásico. Es un embutido de carne de cerdo, ligeramente ahumado y cocido, que lleva de un 10 a un 20% de queso dentro. Los puestos son en su mayoría pequeños y se encuentran sobre las aceras de la ciudad. Además del conocido embutido “Frankfurter” ( también llamada „salchicha vienesa“) o del «Käsekrainer“, «Bratwurst “ o “Hot Dogs” se ofrecen muchas variedades culinarias y una amplia gama de bebidas, desde el zumo de frambuesas hasta cervezas especiales.

Uno de los puestos más legendarios se encuentra en la plaza am Hohen Markt, en una isla de tráfico en pleno centro de la ciudad. Durante el día, cuando uno anda paseando o de compras, es un lugar ideal para un bocado rápido. Pero este puesto se ha ganado gran fama sobre todo porque está abierto hasta la madrugada, y se transforma en el lugar de encuentro de los noctámbulos más diversos. Nosotros lo teníamos a dos pasos de nuestro hotel el Topazz & Lamee y además puedes ver el Reloj Anker que se encuentra en la misma plaza. Este famoso reloj es famoso porque, todos los días, a las 12 AM aparecen unas figurillas con música y se convierte en un auténtica atracción.

Los puestos de salchichas Bitzinger (Albertinaplatz & Noria Gigante) están considerados como los mejores de Viena. Aquí se sirven además de salchichas Bosna, hot dogs, salchichas Käsekrainer y gran variedad de guarnición, también cerveza de barril, vino en botella y espumoso.

Visitar El Prater (De Noche) :

El famoso Volksprater de Viena está situado en el centro de la ciudad, en el barrio de Leopoldstadt, y ofrece a los visitantes, además de la noria construida en 1897 hay muchas atracciones como tiovivos (carrusel), la sala de espejos y de la risa, el tren fantasma y la montaña rusa, o el trenecito de Liliput donde los visitantes pueden disfrutar de una vuelta por las instalaciones de Rummelplatz.

Es una de las norias más antiguas del mundo, durante la Segunda Guerra Mundial, el parque fue bombardeado y destruido, podéis verlo en el pequeño museo de la noria que también es gratuito con la Viena Pass.

Recomendamos visitar el Prater de noche, tiene algo muy especial con las luces, y además montarse en la famosa noria. El precio es de 13,50 Euros por adulto y el viaje dura 15 minutos, si tenéis la Viena Pass el acceso es gratuito.

Probar El Famoso Schnitzel En El Restaurante Figmüller:

El Restaurante Figmüller se autodenomina a si mismo como el lugar de origen del Schnitzel. Este famoso plato vienés está preparado tradicionalmente con una rebanada fina de carne de ternera , que se ablanda previamente golpeando la carne con un mazo. Tras esta operación se sumerge en harina de trigo, huevo batido y pan rallado (apanadura) antes de ser frito en mantequilla. Una versión popular del Wiener Schnitzel es la que se prepara de igual manera pero con carne de cerdo.

Este escalope se ha servido tradicionalmente con ensalada de patatas y rodajas de limón. También aprovechamos para probar el Gulash que, aunque es típico de Hungria, estaba delicioso.

Se encuentra en: Bäckerstraße 6, 1010 Wien, Austria. A pocos metros de la Catedral de San Esteban y de las calles principales de compras.

Seguir Los Pasos De La Famosa Emperatriz Sisi:

Sino tenéis demasiado tiempo para ver el resto de museos de Viena, os recomiendo coger el Ticket Sisi. La entrada cuesta 36 euros por adulto y da acceso a lo siguientes monumentos y museos:

Palacio de Schönbrunn

Grand Tour con audioguía gratuita según disponibilidad : viaje en el tiempo y admire la magnífica residencia de verano de la familia imperial. El Gran Tour del Palacio de Schönbrunn lo lleva a través de las cuarenta salas de estado del palacio.

Duración c. 50-60 minutos

Museo Sisi · Apartamentos Imperiales · Colección de Plata (Hofburg Viena)

Explore tres aspectos destacados imperiales bajo un mismo techo.

  • Museo de Sisi

Aquí, más que en ningún otro lugar, se puede sentir la legendaria mística de la emperatriz Isabel, conocida como Sisi.

Seis salas exhiben numerosas exhibiciones que alguna vez fueron propiedad de la emperatriz junto con réplicas de algunos de sus vestidos.

  • Apartamentos imperiales

Las diecinueve habitaciones que componen las suites oficiales y residenciales ocupadas por el emperador Francisco José y su esposa Sisi están amuebladas con auténticos detalles de época y transmiten una impresión de la tradición cortesana y el estilo de vida imperial del siglo XIX.

  • Colección Plata

En el antiguo Court Silver and Table Room puede explorar la suntuosa extravagancia de las tradiciones gastronómicas imperiales. La colección incluye preciosos servicios de porcelana, vidrio y plata que una vez pertenecieron a la familia Habsburgo.

Museo del Mueble de Viena

La colección de muebles imperiales de Viena presenta una exhibición única de muebles que abarca las épocas barroca, así como el movimiento moderno de Viena y el diseño de muebles austriaco contemporáneo.

Pasear Por Las Inmediaciones De La Stephansplatz

Poder ver todas las tiendas de moda de lujo en la Calle Graben y visitar la Catedral de San Esteban y la plaza. Como visita obligada, parar en la Tienda Manner, esas deliciosas galletas de barquillo con crema de avellanas y envoltorio rosa. Manner también es la única marca a la que se le permite mostrar la Catedral de San Esteban en su empaque. A cambio, la empresa paga desde hace más de 20 años el sueldo de un albañil que trabaja en la catedral.

Stephansplatz 7, Rotenturmstraße
1010 Viena

Otras de las delicias dulces de Viena, son los bombones Mozart o  Mozartkugeln. son un dulce tradicional de Austria originario de la ciudad de Salzburgo. Fueron creadas por el pastelero Paul Fürst en 1890 y su nombre es un homenaje al compositor Wolfgang Amadeus Mozart. La confitería Fürst sigue elaborándolas de forma artesanal y de acuerdo a la receta original. Cada Mozartkugel está formada por una bolita de mazapán de pistacho recubierto de nougat. Durante su fabricación, esta bola se ensarta en un palito de madera y se sumerge en un baño de chocolate negro. Lo siguiente es poner el palito de forma vertical con la Mozartkugel en lo alto para permitir que esta se seque y endurezca. Finalmente se retira el palo y se cubre con chocolate el agujero dejado por este.

You Might Also Like

Hotel Barceló Oviedo Cervantes Asturias
Cais da Ribeira Oporto

Leave a Reply